Internet

Vidas cruzadas #5: Ángela F. Ayensa (Nameless)

A4NOORp

Llevo tiempo con ganas de publicar una nueva entrega de esta sección, que es una de mis favoritas. Porque al fin y al cabo, es hacer algo que me encanta: entrevistar. Documentarme, preparar un cuestionario, esperar cada una de las respuestas y conocer algo más de aquellas personas que, por unas razones u otras, se han ido cruzando en mi vida.

En esta ocasión, la protagonista es Ángela. La conocí a través de su proyecto Nameless, un trabajo de ilustración en el que se dedicaba a retratar y poner nombre a esas niñas y niños que huyen de la guerra de Siria.

 
nameless-10
 

Y quizá hoy todo toma mucho más sentido, cuando volvemos a ver a un niño sirio lleno de sangre y polvo, sobreviviendo desorientado a un bombardeo, mirando de nuevo, a cámara sin saber lo que nos duelen esos ojos. Se llama Omran Daqneesh y tiene cinco años.

 

Nameless, como iniciativa, me pareció original y necesaria, y por ello quise participar en el crowdfunding para editar un libro con todas las ilustraciones. Pero todo ello lo explica mejor Ángela, a quien podemos conocer un poco más a través de sus respuestas.

 

¿Te apetece saber más de Ángela, y su proyecto Nameless?

 

AMALNEWpAmal, de Ángela F. Ayensa

 

Nameless: las miradas toman nombre

Dicen que aquello que no se nombra, no existe. Y quizá sea por eso que Nameless es algo más que un proyecto solidario. Ángela decide dar nombre a cada uno de los niños y niñas que ilustra. Es un detalle que emociona, a pesar de la tragedia. Es buscar la forma de tener esperanza a partir de los nombres que elegidos. Es hacerlos reales, reivindicar su existencia, y obligarnos a mirarles a la cara mientras nos miran esperando una respuesta lógica a su situación.

 

¿Quién hay detrás de las ilustraciones de Nameless?

Me temo que una creativa, con todo lo que ésto implica, una “ser viva” que se dedica a contar historias a través de lenguajes plásticos porque es mi lenguaje habitual y en el que me siento más cómoda a la hora de expresarme. Sé que existo gracias al amor de los míos y a mis creaciones. Crear es mi vida, no mi profesión.

 
angela

 

¿Cuándo nace tu interés por dibujar?

Creo que cuando nazco yo, si hacemos caso de las opiniones de mi padre, jaja. En serio, desde muy pequeña los distintos medios plásticos de expresión se convirtieron en un lenguaje para contar mis historias. El dibujo era uno de ellos y mi creatividad no tenía límites.

 
estudio-nameless-01

 

¿En qué te inspiras a la hora de realizar tus ilustraciones? ¿Cuáles son tus referentes?

Depende del tema, pero en el caso de Nameless, en la cruda realidad, haciendo un esfuerzo por suavizarla y embellecerla a pesar de las circunstancias que rodean a estos críos.

¿Hay alguna ilustración a la que tengas especial cariño? ¿Por qué?

Me parece que a demasiadas. Sufro de autoritis aguda (una especie de mamitis pero en vez de hacia los hijos, hacia las obras creadas). Me emociono con cada trabajo y lo convierto en algo tan mío que llego a amarlo. ¿Sabes por qué me encanta ilustrar? Porque no tengo que desprenderme de los originales. Al contrario que con la pintura, donde sé que debo dejar ir cada uno de los cuadros. Nameless es uno de mis trabajos más queridos y sentidos. Y en particular, uno de mis niños, Ahmed, es muy especial para mí por la dureza de su historia.

 
A4AHMED

Ahmed, de Ángela F. Ayensa

 

Como comentas, uno de tus últimos trabajos es Nameless, un libro con ilustraciones a partir de fotografías de niños y niñas refugiados que huyen de la guerra en Siria, para luego mezclarlas con sus temores a través del collage y la pintura. ¿Qué te anima a materializar esta idea?

¿Recuerdas que el verano pasado, un día sí y otro también nos llegaban las noticias de los miles de desplazados por la guerra de Siria que se ahogaban sin remedio en mi adorado Mediterráneo intentando llegar a las costas europeas? A finales de agosto, después muchos días de sentir una profunda tristeza, de no comprender por qué no se hacía nada a nivel político, de mucho dolor e impotencia, comencé, sin darme casi cuenta, a implicarme de la mejor manera que sé: dibujando. Y al documentarme, me encontré con Amina (otro de mis niños), y la mirada de Amina, esa mirada tan triste y dolorida fue la que me obligó a no quedarme de brazos cruzados. Con esta iniciativa consigues humanizar el sufrimiento de las personas refugiadas consiguiendo que dejen de ser un número más. Detrás de todo, hay, por un lado, mucho dolor, impotencia, indignación y tristeza. Y por otro, mi adoración por los niños. Que no se nos olvide, son el futuro y el que crezcan felices y seguros, nuestra responsabilidad.

 
A4AMINAp

Amina, de Ángela F. Ayensa

 

De hecho, les pones nombre… ¿Cómo los eliges?

Busqué nombres en árabe que contrarrestaran en algún modo su dolor, sus miedos, sus circunstancias. Así Bsma significa sonrisa; Salmah, paz, calma, estar a salvo de todo; Noor, la luz de mis ojos; o Riham, el rocío de la mañana sobre las flores.

 
nameless-11

 

Te lanzaste al crowdfunding para sacarlo adelante. ¿Cómo ha sido la experiencia? ¿Qué respuesta estás obteniendo dando a conocer Nameless?

Me decidí a compartirlo en un intento por sumar sensibilidades que hiciesen posible que se convirtiese en un proyecto solidario, y está resultando una experiencia maravillosa. Lo mejor, sin duda, los mecenas que lo estáis haciendo posible. Me animasteis un montón a seguir con el proyecto, cuando se acabó el tiempo en la plataforma de crowdfunding sin haber conseguido el dinero necesario. Y entre todos iniciamos nuestra propia campaña que aún sigue, pasito a pasito, recaudando dinero para poder pagar la edición del libro, y por lo tanto, conseguir un importante donativo para estas familias a través de ACNUR. Sois unos seres humanos increíbles y confío en que algún día os conozcáis porque os vais a gustar muchísimo. Desde aquí animo a todos los que lean esta entrevista a colaborar con Nameless. Ahora es facilísimo, tan sólo tienen que entrar en la tienda y elegir un pack de mecenas. ¡Y os agradezco enormemente a todos vuestro apoyo!

¿Qué proyectos tienes para lo que queda de año?

Estoy dando los primeros pasos para ilustrar un relato maravilloso de Chus Sánchez. Retomando y haciendo cambios importantes en ¿Cuándo vuelve mi papá?, un proyecto aparcado y que me encanta. Y en octubre se presenta en El Círculo de Arte de Toledo, la exposición completa de La Chula de Dios, que me hace muchísima ilusión.

Si te queremos seguir la pista como ilustradora ¿dónde podemos estar al día de tus últimos trabajos?

A través de mi web http://www.angelafayensa.es/ desde donde se puede acceder a mi blog y a la tienda donde está Nameless, y a través de Facebook.

 
A4SALMAHp

Salmah, de Ángela F. Ayensa

 

¿Conocías las ilustraciones de Ángela y su proyecto Nameless?

Si te has quedado con ganas de seguir leyendo, puedes consultar las anteriores entregas de Vidas cruzadas.

Música

Más canciones para un verano sonoro

4652-fotografía-urbana-nurphoto52sp

Cómo se escapa el verano… Los días siguen pasando en el calendario, y mis vacaciones están a la vuelta de la esquina.

Así que como este año vamos a hacer muchos kilómetros por carretera, necesito seguir alimentando la lista de Spotify para cubrir todas las horas de viaje que tenemos por  delante. ¿El destino? Podréis ir descubriéndolo a partir del viernes en Instagram, si el wifi nos acompaña.

(más…)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR