Fotografía

1mes1film… Junio y el estreno de la Zeiss-Ikon

Antes de colgar el cartel de vacaciones, me apetece escribir y mostrar un mes más del reto 1mes1film, en el que la protagonista es una tarde de verano y mi autorregalo de cumpleaños, una nueva cámara analógica para la colección, una Zeiss-Ikon de medio formato de la que me he enamorado al ver el resultado del carrete.

¿Te acuerdas? 1mes1film es un reto fotográfico en el que me lié a participar junto a Maite, Sombra y Ana, y del que llevo dado cuenta de mis avances y experimentos en el blog.

 
 

Aprendiendo a disparar con la Zeiss-Ikon

Recién llegada a casa como autorregalo de cumpleaños, decidí ponerle un carrete en color (un Fujifilm 120 en color de 12 exposiciones) y salir a hacer fotos.

Reconozco que mi aproximación a la fotografía analógica está más ligada a la intuición y la espontaneaidad que a la técnica. Por lo menos, de forma consciente.

Estos últimos meses están siendo muy cansados a nivel de trabajo, así que aunque había pensado estrenarla en alguna escapada de fin de semana, confieso que improvisamos una tarde en un bosque que tenemos cerca de casa, apenas a 10 minutos, pero que sirve para desconectar y cambiar de paisaje. Asfalto por verde, qué más se puede pedir.

Sobre la cámara, sigo fascinada. Yo quería una Rollei 35 pero la que encontré, sólo servía como decoración, así que busqué otra opción y me atreví con esta Zeiss-Ikon de medio formato. La adquirí por internet sin verla ni probarla, pero en Kamaras.com me confirmaron que había pasado el test técnico y que estaba en perfectas condiciones para ser usada. Y lo corroboré al recibirla, apenas sin marcas ni desgastes, a pesar de estar fabricada en los años 50.

Técnicamente es una maravilla. Robusta, con un buen agarre a pesar de no tener enganches para colocarle una correa, ni de cuello ni de mano. Cerrada, con el objetivo plegado, apenas ocupa espacio, aunque por su construcción, pesa un poquito. Tiene un objetivo fijo de 75mm y una apertura de f/3,5. Por lo único que sufro es por el fuelle, que tiene alguna que otra marca del paso del tiempo, y antes o después, el desgaste hará que se rompa, así que tengo que tratarla con mucho cuidado.

¿Vemos el resultado?

 

 

Como no tenía muy claro que fuera a salir algo, experimenté con un plan b que mostraré después de verano. Para este mes de julio, he optado por meterme en el agua. A ver qué tal. El próximo mes, ¡salimos de dudas!

Y tú, ¿tienes cámara analógica? ¿La usas? ¿Te animas a participar en 1mes1film?

 
 

¡Suscríbete a la newsletter!

¿Quieres recibir todas las entradas en tu correo y más contenidos interesantes cada mes? ¡Apúntate!

2 comentarios

  1. Maite ParafernaliaBlog
    28/07/2017

    Esa camara es una maravilla. Meniuda preciosidad y me chifla como te ha quedado este carrete. El medio formato da mucho juego. Tengo un carrete casi terminado, a falta de una foto. A ver si la hago (quiero hacer doble exposición) y lo subo

    Responder
    • Nuria
      29/07/2017

      La primera sorprendido he sido yo con el resultado. En vacaciones probaré a ponerle un carrete en blanco y negro para hacer algo de fotografía callejera, a ver qué me sale, porque tengo ganas de salir con ella más. ¡Qué ganas de ver tus fotos! Estaré atenta a tu blog!

      Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies