noviembre 2014 archivo

Fotografía

El Tokio desenfocado de César Ordóñez

Me entero por Forfree que nuevamente, he estado a punto de perderme una exposición muy interesante. Y es que cuando leo Japón y fotografía en la misma frase, el ansia de conocer más se me dispara. Algún día deberé reflexionar sobre esa relación y el efecto que provoca en mí…

Psicoanálisis aparte, hoy sábado, tengo plan. Mi cita será en la Galeria Atelier (Plaça Rovira i Trias, 9 – Barcelona), porque es el último día de la exposición Tokyo blur, del fotógrafo César Ordóñez.

césar ordóñez Tokyo_blur_11 césar ordóñez Tokyo_blur_16 césar ordóñez Tokyo_blur_18 césar ordóñez Tokyo_blur_20

 

Estoy en Tokyo. Es de noche y está lloviendo. Todo se difumina a mi alrededor. Los rostros, las luces, los momentos vividos. Yo mismo siento que me desvanezco, que pierdo el control. Lejos de inquietarme, me inunda una sensación de quietud, de reconocimiento y de renovación. Más allá de las primeras brumas que dificultaban mi visión, todo se presenta ahora con una claridad diáfana, cristalina. Empiezo a hilvanar mi vida para tratar de comprender por qué he venido hasta aquí (César Ordóñez)

 

césar ordóñez Tokyo_blur_24 césar ordóñez Tokyo_blur_32

 

En Tokyo Blur se mece desenfocada la flor del cerezo mientras el río se cubre de pétalos que parecen hilos de seda y cerca, muy cerca, una garza equilibra el aire que la rodea. La obra de Ordóñez es el lenguaje de la inversión: el desenfoque propicia la poética, y los símbolos –el monte Fuji emergiendo de su cara menos visitada, los comensales difuminados en una pecera de plástico, ajenos a la claridad que les envuelve y que no han de tocar- crean hitos en el camino por los que el observador sube montaña arriba, desde el negro hacia el blanco, desde lo que se adivina a lo que está, en un viaje de descubrimiento. Tokyo Blur ofrece una propuesta de crecimiento y de ansia de conocimiento. Es una propuesta silenciosa, de contemplación lenta y de proceso íntimamente individual. Aquí hay recorrido: las imágenes importan por lo que son, pero atrapan por los huecos que muestran, invitando a estirar la mano y querer tocar para buscar una nitidez que es, seguramente, la que todos anhelamos encontrar en nuestro propio espejo (Alejandro Palomas)

 

La exposición cuenta con casi medio centenar de fotografías en blanco y negro que nos ofrecen una visión ‘desenfocada’ de la capital de Japón. ‘Tokyo blur’ es también un libro que recoge todas las imágenes de la exposición… Y se acercan las fechas navideñas. ¡No digo nada!

césar ordóñez Tokyo_blur_39 césar ordóñez Tokyo_blur_47

Las imágenes de César Ordóñez son maravillosas, qué forma de captar una ciudad sólo en dos colores.

¿Os gusta tanto Japón cómo a mí?

césar ordóñez Tokyo_blur_48

Créditos de todas las fotografías: César Ordóñez

Internet

Diseño + Poesía: Un póster al día

Sé que es un tópico, y que en muchas entradas repito que no sé cómo llegué a tal enlace, o conocí a tal empresa. Y hoy me vuelve a pasar. Hace tiempo que tengo guardada en una carpeta del navegador, con el título de ‘Revisar’, un montón de enlaces de empresas, productos, servicios e ideas interesantes que antes o después me gustaría poder dar a conocer en este blog.

Hoy he vuelto a abrir esa carpeta, y he recordado una página en la que hacía mucho que no entraba: Un póster al día.

un póster al día 291_es_1200

Un póster al día nos ofrece una frase y un diseño, todo en uno, destinado a hacernos pensar un poco en nuestra vida diaria.

Unir diseño y poesía en un proyecto creativo ambicioso y exigente. Con esta premisa, el poeta Hasier Larretxea y el diseñador gráfico y periodista Zuri Negrín unieron sus talentos el pasado 1 de enero para crear Hazu Studio. Para presentarse decidieron que su primer proyecto fuera Un póster al día, un reto creativo en el que cada uno de los 365 días de 2014 crearían desde cero un nuevo diseño con un texto original y un diseño creados en esa misma jornada. Un concepto muchas veces desarrollado, pero nunca desde la vertiente cooperativa de unir dos ámbitos aparentemente tan opuestos como el diseño y la poesía. Precisamente para demostrar que la poesía puede ser atractiva para un público amplio, Un póster al día viene ofreciendo piezas que en un futuro próximo cualquiera podrá tener en su pared, en una camiseta, en una taza y en otros productos que llevarán esta peculiar unión a todos los rincones del planeta.

Además, si tenéis debilidad por los diseños en inglés, Un póster al día tiene su versión anglosajona, en A poster everyday.

Y ese futuro en el que se habla de su apartado de ‘Quienes somos’, ya es real. Tienen una tienda online con un montón de diseños y productos muy interesantes… Y se acerca Navidad, no digo más.

un póster al día 293_es_1200 un póster al día 297_es_1200 un póster al día 302_es_1200 un póster al día 326_es_1200

Créditos de todas las imágenes: Un póster al día.

 

¿Conocéis más proyectos de este estilo? Compartidlos en los comentarios, seguro que descubrimos iniciativas muy interesantes.

Fotografía

Persiguiendo los versos de Boamistura en Barcelona (parte 1)

Hace unas semanas, empecé a ver muchas fotos en Instagram de pasos de cebra de Madrid con versos pintados. Me puse a investigar y esto fue lo que encontré:

‘Madrid, te comería a versos’ es uno de los últimos proyectos de Boamistura. Así se definen ellos en su web:

Somos un equipo multidisciplinar con raíces en el graffiti nacido a finales de 2001 en Madrid. Nuestro trabajo se desarrolla principalmente en el espacio público y hemos tenido la fortuna de realizar proyectos en Sudáfrica, Brasil, México, EE.UU, UK, Georgia, Argelia, Noruega, Reino Unido, Serbia o Panamá. Nos conocimos a los 15 años pintando las paredes de nuestro barrio. Somos amigos desde entonces. Nuestro cuartel general está en Madrid y pasamos el día de aquí para allá entre pinturas, ordenadores y partidas de ping-pong. Amamos lo que hacemos. Entendemos nuestro trabajo como una herramienta para transformar la calle y crear vínculos entre las personas. Sentimos una responsabilidad para con la ciudad y el tiempo en el que vivimos.

Después de ver los versos en las calles de Madrid, un día me topé en su Instagram con una frase en catalán, anunciando que algunos pasos de cebra en Barcelona también contarían con algunos versos. Concretamente, en la zona del Mercat de Sant Antoni y en Arc de Triomf. El mapa está en la web de Boamistura, con coordenadas de gps y todo.

‘Te comería a versos’ es «un acto de amor de artistas y poetas para humanizar nuestras ciudades». Así que cámara en mano, el pasado domingo, Danny y yo nos fuimos a ‘cazar versos’ en la zona del Mercat de Sant Antoni.

boamistura barcelona 02 boamistura barcelona 03 boamistura barcelona 04 boamistura barcelona 01

Versos encontrados en Barcelona (parte 1):

  • «Recordem els petons que ens van fer oblidar-nos de tot» (Recordemos los besos que nos hicieron olvidarnos de todo)
  • «Cura’m la monotonia empitjora el meu insomni» (Cúrame la monotonía empeora mi insomnio)
  • «El mar és la meva terra» (El mar es mi tierra)
  • «No hi ha mar que per bé no vingui» (No hay mar que por bien no venga)

Todos de Montse Aroca.

Para la semana que viene, tenemos pendiente hacer el resto de la ruta poética por más pasos de cebra. ¿Qué te parece el proyecto? ¿Has estado en Madrid o Barcelona y has visto los versos?

Internet

‘Voltereta’ de sábado (Sábados cortos #3)

Volvemos a traer un poquito de cine en sábado a esta sección a la que ya he bautizado como ‘Sábados cortos’, en un exceso de originalidad, jaja.

En esta ocasión, el corto se titula Voltereta y es de Alexis Morante (1978, Algeciras), ayudado en guión por Raúl Santos y con una canción final muy divertida.

Voltereta-Iamhere-Magazine

Voltereta / Iamheremagazine

 

Lolo es un niño andaluz de 10 años que, cosas de la vida, tiene que mudarse a New York con toda su familia. Estamos en el año 1985, y Lolo sólo conoce América por el cine de su barrio, donde acostumbraba a ver películas como “Regreso al Futuro”, “Los Goonies” o “Karate Kid”. Hoy, Lolo y su abuela deciden bajar  a la piscina de su nueva casa en New York a refrescarse. Pero algo inesperado va a provocar que Lolo, con tan sólo 10 años, tenga que enfrentarse a todos sus miedos de una sola vez. Porque hay veces que una simple decisión puede cambiar el resto de tu vida.

 

voltereta-lolo-espaldasvoltereta-Elliot

Descubrir Voltereta ha sido un regreso a la infancia, y aunque yo no tuviese piscina en la terraza, seguro que a ti también te han hecho esperar para ‘hacer la digestión’ después de comer, mientras todos los demás estaban en el agua. Y es que la abuela de Lolo podría ser mi madre en aquellos interminables días de playa con tuppers de filetes empanados y pan con chocolate. ¿Qué te ha parecido Voltereta? ¿Tú también has vivido un momento piscina así?

Fotos: 700gfilms

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies