mayo 2015 archivo

Fotografía, Internet

#Save Mundaka

De nuestro viaje por el Norte tengo pendiente aún un montón de planes por explicar. Hace unos días, volví a revisar fotografías.

Me enteré, a través de las redes sociales, que la playa de Mundaka (Bizkaia) está en peligro. Concretamente su famosa ola, a la que surfistas de todo el mundo van a ver y disfrutar.

save-mundaka-01 save-mundaka-07save-mundaka-05

La alarma la hicieron saltar los surfistas, que ven peligrar la ola debido a los trabajos de extracción de arena de la playa, para depositarla en otra, que con el temporal, perdió una gran cantidad de extensión. La extracción de esta arena, unos 40.000 metros cúbicos, pone en peligro la formación de la famosa ola de Mundaka. En un comunicado de prensa, el club de surf de Mundaka, Mundakako Surf Taldea (MST), denuncia que «el proyecto presenta serios interrogantes sobre su efectividad y no se han realizado los estudios necesarios para valorar las posibles consecuencias sobre la Barra de Mundaka. Desde el MST queremos hacer constar nuestra preocupación ante la celeridad con que se está llevando a cabo esta iniciativa, el cambio del plan de trabajo publicado y la falta de información sobre el impacto ambiental de esta acción». 

Yo no tengo ni idea de playas, ni de surf, ni de olas, pero en los últimos días, el clamor para pedir la paralización de las obras está creciendo, tanto a nivel institucional como a nivel popular. Entre otras, organizaciones como Greenpeace están analizando el impacto ambiental y económico en la zona, que recuerdan que ya desapareció en 2003 y que hizo que los campeonatos de surf excluyeran a Mundaka de sus pruebas.

Así surge Save Mundaka, una iniciativa que da a conocer toda esta problemática: «Save Mundaka nace con la idea de conseguir que declaren la ola de Mundaka como bien de interés cultural y entorno natural protegido». En su perfil en Facebook están dando a conocer la última hora sobre las obras en la playa y compartiendo los vídeos que llegan desde todas las partes del mundo uniéndose a la llamada de atención. También han iniciado una campaña en Change.org.

D. y yo vimos Mundaka desde la carretera, parándonos a hacer algunas fotos justo antes del atardecer. Aquel día no había surfistas, sólo gente paseando por la playa, así que sólo hicimos fotos de paisaje.

A los surfistas los habíamos encontrado en Bakio unos días antes. Era una tarde lluviosa y el mar estaba revuelto. Aparcamos el coche y nos dirigimos a la playa. Limpiábamos de gotas de agua el objetivo de la cámara cada dos por tres.

Allí nos quedamos, de pie, bajo la lluvia y sin paraguas, viendo como toda aquella gente corría por la playa para meterse en el agua y buscar una ola. Y les tomamos prestado un pedacito de su libertad.

save-mundaka-02 save-mundaka-03 save-mundaka-04 save-mundaka-06 save-mundaka-08

Fotografía

20/52 de fotografía urbana

He cumplido mi palabra. Si hace unos días explicaba que había usado una fotografía hecha con la cámara para la semana 19 del reto 52 semanas de fotografía urbana, el pasado fin de semana salí a disfrutar de Barcelona y buscar mi foto semanal.

Nos fuimos al castillo de Montjuic, a disfrutar de una nueva edición del Van Van Market. Si no lo conoces, el Van Van Market es una iniciativa que une varias propuestas gastronómicas que se desarrollan en caravanas. Hace unos meses estuve y te conté la experiencia en el Mercantic, y hace unas semanas, en Sabadell. Por cierto: desde hoy hasta el domingo, las caravanas vuelven al recinto del Mercantic.

Hizo un día maravilloso, y el lugar, espectacular, con vistas al puerto de Barcelona y a la ciudad. Se estaba muy bien, había afluencia de gente, pero con tantísimas caravanas y propuestas gastronómicas, apenas había que hacer cola para comer lo que te apeteciese. Debido a mis problemillas de salud, yo elegí el bocadillo de calamares con espinacas de Pebre Negre, delicioso. D. probó más cosas, pero eso ya lo explicaré en una nueva entrada.

Di una vuelta por el castillo, para disfrutar de las vistas y de la brisa marina que tan bien sienta. Allí encontré a la pareja de la foto, que estaban contándose sus cosas entre risas, con el puerto de fondo.

Las fotografías de este proyecto se pueden encontrar en Instagram, reunidas bajo la etiqueta (o hashtag), #nurphoto52SP (SP, siglas de ‘Street Photography’, el término en inglés de fotografía urbana o callejera) y todas las semanas también aparecerán en Un arma precisa, dentro de la sección 52 semanas de fotografía urbana.

20/52

  • Lugar: Castillo de Montjuic (Barcelona)
  • Dispositivo: Sony Xperia Z
  • f/2.4 1/2500s ISO 8000
  • Edición: VSCO Cam, filtro B3

2052-fotografía-urbana-nurphoto52sp

Música

La canción del jueves #10: El Frío

No sé si es por el cambio de tiempo, pero no encuentro mejor canción para escuchar estos días que uno de los temas del nuevo disco de Zahara.

La canción se llama El frío, y empieza diciendo: «No me esperaba / que quien provocó / todos los incendios / sería quien también los apagó…»

¿Conocías a Zahara? ¿Cuál es la última canción que has escuchado?

Música

Un día sin música

Comprar la entrada. Esperar a que llegue el día del concierto. Hacer cola. Buscar tu asiento, o el mejor lugar de la sala. Bien cerca del escenario. Que se apaguen las luces. Que los primeros acordes empiecen a sonar.

O quedarte congelado antes de dar el primer paso, teniendo que renunciar a disfrutar del grupo que te gusta porque el precio de la entrada es alto. Más alto desde la última vez que los viste en directo en el mismo recinto.

La magia de la música en directo se ve amenazada por unas políticas agresivas que están ahogando al sector, y a todas esas personas que trabajan día a día encima del escenario, pero también detrás, haciendo que todo sea posible. Es por eso que mañana, 20 de mayo, la música en directo se apaga, dejando de sonar en salas y locales de conciertos.

La iniciativa se llama Un día sin música, y está impulsada por muchas asociaciones de promotores y salas de conciertos.

música-en-directo  

Manifiesto Un día sin música

 

«Sin música la vida sería un error»

Friedrich Niestzsche (1844 – 1900) Filósofo alemán

 

Tras más de dos años sufriendo un abuso fiscal injustificado, en forma de un IVA del 21%, y el abandono histórico que las administraciones públicas han mantenido sobre la música en directo –el subsector cultural menos subvencionado en nuestro país– es el momento de reafirmar lo que valoramos y por lo que trabajamos:

  • Valoramos el carácter universal de la música como una de las formas de expresión y comprensión más antiguas –posiblemente la más antigua– de la humanidad, capaz de unir y emocionar a las personas, más allá de su origen, condición cultural y/o social.
  • Valoramos que la música, y particularmente la música popular en directo, es Patrimonio Cultural de todos los ciudadanos.
  • Valoramos la capacidad de nuestro país para producir nuevos contenidos musicales convertibles en riqueza y empleos sostenibles.
  • Valoramos la aportación social y cultural de todos los conciertos en directo y la importancia de tener un mercado competitivo para los más grandes con el fin de conseguir traer a nuestro país el mayor número posible de ellos.
  • Valoramos a los empresarios establecidos y a los emprendedores en sectores determinantes para la creación de imaginarios culturales propios, como es el mundo la música.
  • Valoramos las salas y locales donde se apuesta por programar música en directo y la importancia de que puedan ofrecer precios accesibles a todos los estratos sociales.

El deterioro de estos valores es vertiginoso y la música en vivo corre el peligro de desaparecer de nuestro país.

A la vista de la situación, exigimos al Gobierno una inmediata y significativa reducción en el tipo impositivo que actualmente grava el consumo final de música en vivo en nuestro país, y que nos coloca en una posición de extrema debilidad frente al resto de los principales países de la Zona Euro, que aplican a la música un impuesto del valor añadido reducido, para favorecer el consumo y la reinversión en talento.

Es por ello que los que suscriben este Manifiesto, se adhieren a la jornada de protesta convocada, por nuestras asociaciones, el próximo miércoles 20 de Mayo, día en que la música en vivo –y esperamos que también la que no es en vivo- callará totalmente, dejando salas y locales de conciertos en silencio, como muestra del vacío hacia donde nos lleva ser el país con el IVA sobre la música más alto de toda la Unión Europea.

Pedimos la adhesión a este Manifiesto al conjunto de todos los ciudadanos que consideran la música como algo fundamental en sus vidas y que, sin saberlo, están pagando y sufriendo las consecuencias de tan disparatada medida gubernamental.

En definitiva, seas quien seas y estés donde estés: el 20 de Mayo apaga la música, para que en el futuro pueda sonar.

Enlace a la petición en Change.org: Reducir el abusivo IVA del 21% impuesto a la cultura y a la música en directo. Por un IVA superreducido del 4% (el mismo que tiene los libros, revistas y periódicos)

UDSM web

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies