Blog, Fotografía

El equipo fotográfico que me llevo a Japón

¡Qué rápido pasa el tiempo! Y aunque el verano ha sido un poco raro, las vacaciones ya han llegado. Y este año son muy especiales, porque por fin cumplimos un sueño: viajar a Japón.

Si te gusta tanto la fotografía cómo a mí, aparte de pensar en las posibilidades fotográficas, del destino, una de las mayores preocupaciones es la de acertar con el equipo fotográfico que llevas en la mochila.

Después de mucho pensar… Aquí va, con detalle, todo lo que voy a llevar en la mochila fotográfica durante nuestras semanas en Japón.

¿Qué te llevarías tú?

 

Mi mochila fotográfica para Japón

De un tiempo a esta parte, mi equipo fotográfico ha ido aumentando. Por un lado, cada vez tengo en casa más cámaras analógicas… ¡Es un vicio! Y por otro, mi equipo digital se va complementando con el de D. Poco a poco vamos sumando cuerpos y objetivos, según lo que queremos ir probando, o las necesidades que vamos detectando a medida que viajamos. Por eso no es nada fácil escoger qué llevar y qué dejar, intentando pensar en la versatilidad del equipo, peso y comodidad.

Y esta ha sido nuestra elección final:

Equipo digital para el viaje a Japón

Comienzo por el equipo digital, porque ha sido bastante más fácil la elección. Prácticamente, nos llevamos lo que tenemos. Así, mi equipo, compuesto por una Fujifilm X-T10, y dos objetivos, el 35mm f2 y el 16-55mm f2.8, que es mi última adquisición. Y el de D, formado por una Fujifilm X-E1, y dos objetivos, el 18-55mm 2.8-4 y el 55-200mm 3.5-4.8. Sí, a D. le gusta la versatilidad de los zooms.

 

 

A esto le sumamos seis baterías y seis tarjetas Sandisk de 16GB. Que lo bueno que tienen es que son compatibles con las dos cámaras. Así, si alguna se estropea, no perderemos tanto. ¡Pero eso no va a pasar! Y un pequeño trípode de la marca Manfrotto, modelo Pixi Black. ¡Estoy deseando hacer largas exposiciones allí aprovechando los neones!

Y todo, empaquetado en una mochila Lowepro que compré de segunda mano. Es comodísima y tiene un compartimento para llevar la cámara, y otro diferenciado para el resto de cosas.

 

Equipo analógico para el viaje a Japón

Aquí la cosa se complica. Partiendo de que el equipo digital es el que es y pesa lo que pesa, quería ahorrar espacio y peso con el equipo analógico.

Como es habitual en mis viajes, tal y como he dado cuenta en Instagram y aquí en el blog, conmigo se viene la Instax Mini 8. Me llevo varios cartuchos en color, y uno en blanco y negro. Y seguramente, me animaré a sortear alguna de las fotografías por Stories a la vuelta, como ya he hecho en otras ocasiones.

 
 

La elección de la cámara de carrete ha sido más complicada. Estaba entre la Canonet y la Leica IIIc. Aunque esta segunda tenía todos los números para venirse de viaje, aún no me he acabado de hacer a ella, y el cuerpo me pedía algo algo más sencillo de manejar.

Después de mucho investigar, encontré una preciosa Rollei C35 en buen estado y a muy buen precio, y no me lo pensé dos veces. Es un cámara pequeña y cabe en la palma de la mano, por lo que resulta ideal para viajar. Lo único que echo de menos es el fotómetro, que este modelo no lleva. Así que usaré el de la Fuji o una app que me he descargado y que se llama Light Meter (está disponible para todos los dispositivos).

 
 

Respecto a las películas, no sabía muy bien qué escoger. Al final pedí ayuda en una de mis tiendas favoritas de fotografía analógica en Barcelona, Nostàlgic. Siguiendo su consejo, he recuperado algunos carretes que tenía por casa. También he comprado algunos nuevos para combinar diferentes ISOs (200, 400 y 800). Así contaré con diferentes posibilidades según la luz que allí encuentre. Todos son de la marca Kodak, ya que dan tonos más suaves. ¡A la vuelta lo sabremos! Daré buena cuenta de ello en próximas ediciones de 1mes1film.

 

Y hasta aquí el repaso de mi (nuestra) mochila fotográfica. Parece mucho, pero es un equipo muy parecido a lo que he ido llevando a viajes anteriores, como París u Oporto.

Si te apetece saber más sobre el equipo, no dudes en escribirlo en los comentarios o enviarme un correo electrónico, ¡y te ayudaré en todo lo que pueda!

Ay… ¡Por fin nos vamos a Japón!

4 comentarios

  1. Bárbara
    18/09/2018

    Qué ganas de ver tus fotos de Japón!
    Yo suelo viajar muchísimo más ligera siempre porque me da pereza cambiar de objetivo
    En mi caso me llevaré la réflex con el 35mm f/2 que fue el que me llevé a China. Lo que no sé es si llevarme la Instax o comprarme cámaras Kodak de un solo uso, que también me gustan mucho… por si acaso iré comprando película para la instax no sea que al final se venga
    Espero que tengáis muy buen viaje y lo paséis genial.
    Un abrazo fuerte

    Responder
    • Nuria
      18/09/2018

      Qué bueno leerte por aquí de nuevo. Sobre el equipo, la verdad es que para Oporto, que ha sido el último viaje que he hecho, todo lo disparé con el 18-55. Como iba con gente, vi que con el 35 fijo, siendo yo mi propio zoom, les hacía perder tiempo y siempre me estaban esperando, así que lo cambié por el otro que me daba más margen. Y en este viaje, que hay tanto paisaje, el 35 lo noto justo de ángulo. ¡Ya te contaré a la vuelta! Si tuviera que renunciar a un objetivo, sería el 55-200, pero tengo que negociarlo con mi chico, jejeje.

      Y la Instax… Es que me encanta jugar con ella, así que voy a aprovechar una remesa de cartuchos caducados que le dan un efecto mate y a ver qué sale. ¡Lo de las cámaras de un solo uso da muy buen resultado! Y hace viajar más ligera. A ver qué tal la Rollei, que parece de juguete, jejeje.

      Va a ser un viaje inolvidable. ¡Qué ganas de hacer fotos! Un abrazo gigante.

      Responder
      • Bárbara
        18/09/2018

        Estoy segura de que Japón te va a encantar. Todo el mundo me habla maravillas 🙂
        Yo solo tengo dos objetivos más, un 24-70 que pesa una tonelada (lo he intentado en algún viaje pero acabo con el cuello destrozado) y un 75-300 que para viajar no es práctico.
        Espero que vayas subiendo alguna foto a instagram, ¡estaré atenta!

        Muaa!

        Responder
        • Nuria
          19/09/2018

          Síiii, es un viaje que hemos tenido que ir posponiendo desde hace varios años, pero que por fin se va a hacer realidad. Estoy emocionadísima.

          Mi equipo es APS-C, así que mi 35mm fijo equivale a un 50mm con el factor de recorte, y mi 18-55 acaba siendo un 24-70 aprox. Vamos bastante a la par 🙂 Espero no cansarme, y siempre puedo montar el 35 que parece que no llevas ni cámara, de lo poquito que pesa.

          Y no lo dudes, intentaré no ser pesada, pero fotos y stories habrá, jejeje. Gracias y charlamos a la vuelta, aunque el blog no va a parar 🙂

          Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



La responsable de tus datos será Nuria Cabrera Sancho, como gestora de este blog, y serán enviados a 10DENCEHISPAHARD, S.L. para poder responder tu comentario. De los datos compartidos, tan sólo se publicarán el nombre y la web, y los podrá leer cualquier persona que visite este sitio web. Se conservará esta información por el tiempo que dure el blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies