Fotografía

El silencio de Hiroshima

Hiroshima impacta. Por su vitalidad, por su modernidad, por el flujo de gente que viene y va y que por un momento te hace olvidar el horror de la bomba atómica.

Veníamos de Miyajima, y antes de volver a Kyoto, paramos en Hiroshima a pasar la tarde. Nuestro objetivo era visitar el Museo Memorial de la Paz de Hiroshima y el Parque Conmemorativo de la Paz antes de que anocheciera.

Con el reloj en contra, descubrimos que el museo estaba en obras, y de los tres pabellones, solo había abierto uno. Para hacer esta entrada, consultando la web del Museo Memorial de la Paz, ya han anunciado que se ha abierto al público el edificio principal. ¡Qué suerte si lo visitáis ahora!

Aún así, recorrimos el museo con gran expectación y respeto. Un museo que no es sencillo de visitar. Es duro. Las imágenes son reales. Los testimonios y los objetos, también. Y en este caso, no podemos protegernos cambiando de canal en el televisor.

Es horrible. Un ataque indiscriminado contra la población civil, que lleva sufriendo secuelas hasta la actualidad. Creo que sigo sin poderme hacer a la idea de la devastación que supuso la bomba atómica, tanto a nivel humano como material.

La visita hace reflexionar. Mucho. Sobre lo afortunadas que somos como personas, por no haber tenido que vivir una situación así. Supongo que por eso salimos en silencio del Museo, intentando asimilar todo lo que habíamos visto y leído.

Así que la visita al Parque Conmemorativo de la Paz fue sanadora. Todo en silencio, sin apenas gente, solo con el el revoloteo de los pájaros como banda sonora. Nos fuimos acercando a cada uno de los pequeños monumentos en homenaje a las víctimas de esta barbarie que íbamos encontrando de camino a la Genbaku Dōmu, la cúpula que quedó en pie tras el estallido de la bomba atómica y cuyas ruinas son Patrimonio de la Humanidad y el símbolo más conocido de la ciudad.

Primero la vimos de lejos. Luego cruzamos el puente sobre el río y nos fuimos aproximando. Pasear a su alrededor no deja indiferente, y menos tras ver fotografías en blanco y negro en las que esta estructura es la única reconocible. Todo desapareció a su alrededor, siendo la ciudad arrasada en segundos.

 

 

Con una carga emocional que pesaba más que la mochila, cogimos un tranvía que nos devolvió a la estación para volver a Kyoto.

Siempre digo que este viaje a Japón nos cambió. Pero fue aquella tarde en Hiroshima la que nos hizo darnos cuenta de muchas cosas. Del azar, de la suerte. De la desgracia. De la injusticia. De la indefensión. De la impunidad. Pero también de lo revolucionaria que puede ser la Paz y de la necesidad de abolir la guerra en todas sus formas y personificaciones.

 

Y tú, cuando viajas, ¿visitas lugares que reivindican la Memoria?

 

PD: Si quieres saber más datos sobre el Parque y el Museo de la Paz de Hiroshima, pásate por Japonismo.

PD2: El Museo Memorial de la Paz de Hiroshima está hermanado con el Museo de la Paz de Gernika, que visité hace unos años. ¿Lo recuerdas?

PD3: Hace tiempo visité una exposición sobre las consecuencias del ataque con bomba atómica en Hiroshima. Por si te apetece volver. 

PD4: Todas las entradas sobre el viaje están agrupadas bajo la etiqueta Viaje a Japón.

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



La responsable de tus datos será Nuria Cabrera Sancho, como gestora de este blog, y serán enviados a 10DENCEHISPAHARD, S.L. para poder responder tu comentario. De los datos compartidos, tan sólo se publicarán el nombre y la web, y los podrá leer cualquier persona que visite este sitio web. Se conservará esta información por el tiempo que dure el blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies