Fotografía

Una mañana descubriendo Miyajima

Sigo con las crónicas del viaje a Japón, esta vez cumpliendo el sueño de visitar la isla del torii flotante, Miyajima.

Me encantaría ser más ágil descubriendo pedacitos del viaje a Japón, pero la vida 1.0 no me da tregua. Últimamente paso menos por aquí de lo que me gustaría. Espero poder cambiar esta circunstancia.

Hoy le robo tiempo al sueño para mostrar una de las excursiones más emocionantes y esperadas del viaje, la isla de Miyajima, en la que se encuentra el famoso torii flotante del Santuario de Itsukushima. 

¿Te apetece saber más?

 
miyajima

 

Visita a Miyajima

Miyajima es una pequeña isla cercana a Hiroshima. Es conocida turísticamente por albergar el Santuario de Itsukushima, Patrimonio de la Humanidad. Ahí se encuentra el torii bermellón flotante. Actualmente aún puede verse, pero en junio de este 2019 comenzarán las obras de restauración, que tendrán una duración aproximada de un año y medio.

Para llegar a Miyajima hay que tomar un ferry incluido en el Japan Rail Pass. Sale a pocos metros de la estación de tren de Miyajimaguchi, lo que hace muy cómodo moverse por la zona y visitar el santuario y sus alrededores. Y también, aprovechar el desplazamiento desde Kyoto, como era nuestro caso, para conocer Hiroshima (a media hora en tren). Pero eso lo dejo para otra entrada.

El ferry tiene horarios amplios y todo el muelle y sus accesos están perfectamente señalizados. No hay pérdida posible. Ya montados, solo quedaba zarpar.

 
miyajima miyajima
 

La llegada fue emocionante. La gente comenzó a levantarse de sus asientos y a salir a cubierta para ver de fondo el conocido torii sobre el agua. Hago algunas fotos, pero la luz que atraviesa las nubes me deslumbra un poco… Opto por apagar la cámara, abrazarme a D. y notar la brisa en la piel. ¡Estábamos a punto de pisar Miyajima por fin!

Desembarcar es algo caótico, pero nuevamente, todo estaba perfectamente señalizado. Así que en el propio muelle nos hicimos con un mapa de la isla y comenzamos nuestro paso hacia la zona del santuario para ver el torii florante en vivo y en directo.

Por el camino, pequeñas tiendecitas de comida y de recuerdos, y también… ¡La primera vez que veíamos ciervos en libertad!

 
miyajima miyajima miyajima miyajima miyajima miyajima
 

Miyajima es más que Itsukushima

Nuestro paseo fue a lo largo de la costa, bordeando la playa y disfrutando de un día en el que comenzaba a salir el sol. Nuestros pasos nos llevaron a una pequeña explanada con unas vistas geniales sobre el torii flotante. Y aunque había mucha disputa para encontrar un huequecito y poder hacer fotos, teniendo un poco de paciencia conseguimos el ángulo deseado y nos liamos a hacer clic.

Continuamos callejeando por Miyajima. Pasamos de largo el santuario para fotografiar el torii desde la otra parte la costa, donde hay una zona, a pie de playa, ideal para esperar a que baje la marea. Un momento que la gente suele aprovechar para acercarse al torii.

Nos hubiera encantado hacerlo también, pero nos quedaba por ver otra parte de la isla, comer y llegar a Hiroshima antes de que anocheciera… Así que preferimos saltárnoslo y aprovechar el tiempo descubriendo otros rincones.

 

Inciso fotográfico: En esta parte del viaje continué con la X-T10 y el 16-55 f2.8, para aprovechar el zoom y no perder de vista a mis compañeros de viaje. También saqué la pequeña Olympus Pen EE-2, que ya había comenzado en la visita a Fushimi Inari. Como fiel compañera, no dudé en guardarme un recuerdo instantáneo con la Instax, tal y como se puede ver en la fotografía que abre esta entrada.

 

miyajima miyajima miyajima miyajima miyajima

 

Dejando el torii atrás, subimos unas calles empinadas hasta llegar a la Pagoda de los cinco pisos. Aún viéndola desde abajo, nos impresionó todavía más su altura cuando llegamos a su base. ¡En las fotografías no se aprecia realmente su magnitud!

Al lado, el santuario Hokoku, un gran salón de madera en el que nos sentamos a descansar para después iniciar la bajada hacia el muelle, visitando todas las tiendas, y coger el ferry que nos devolviera a tierra firme.

 
miyajima miyajima miyajima miyajima
 

Ya en el ferry me entraron unas ganas inmensas de llorar. Supongo que era el cúmulo de la emoción de estar cumpliendo un sueño, algo que he repetido en esta entrada y en Instagram, pero que no logro definir de otra manera. ¡Y sólo eran las primeras 48 horas en Japón!

Miyajima es una visita imprescindible. Es cierto que es una excursión turística y que atrae a mucha gente, pero vale la pena acercarse a esta pequeña isla y descubrir todos sus rincones.

¿Has visitado Miyajima? ¿Está dentro de tu ruta en un próximo viaje a Japón?

 
miyajima
 

PD1: Mi querida Bárbara también visitó Miyajima durante su viaje a Japón. Lee su experiencia en su blog.

PD2: Si lo que necesitas es información sobre este destino, pásate por Japonismo.

PD3: Todas las entradas sobre el viaje están agrupadas bajo la etiqueta Viaje a Japón.

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



La responsable de tus datos será Nuria Cabrera Sancho, como gestora de este blog, y serán enviados a 10DENCEHISPAHARD, S.L. para poder responder tu comentario. De los datos compartidos, tan sólo se publicarán el nombre y la web, y los podrá leer cualquier persona que visite este sitio web. Se conservará esta información por el tiempo que dure el blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies