Fotografía

Viajar en el tiempo: La Maternidad de Elna

la maternidad de elna

Confieso que llevo con esta entrada en el apartado de ‘borradores’ desde hace casi dos semanas. Me cuesta bastante poner palabras a la vivencia de entrar en aquel oasis que fue para cientos de mujeres, poder descansar y cuidar de sus bebés lejos de la guerra.

Visité la Maternidad de Elna a principios de mes, justo antes de mi cumpleaños, no sé si fue por eso que me removió tanto.

 
 

Visitando La Maternidad de Elna

El edificio, que originariamente era un castillo, fue reconvertido en un refugio para mujeres embarazadas después de la Guerra Civil y durante la Segunda Guerra Mundial (hasta 1944, cuando tuvieron que huir por el acecho de las tropas nazis) por la enfermera suiza Elisabeth Eindenbenz. Después de prestar ayuda humanitaria en España, decidió quedarse en el sur de Francia centrándose en uno de los colectivos más vulnerables, las mujeres que estaban a punto de ser madres.

Porque cuando cruzaron la frontera huyendo de la Guerra Civil y de la represión franquista, familias enteras se encontraron con una Francia que no sabía muy bien qué hacer con todas esas personas, y las recluyeron en un campo de concentración en plena playa, uno de ellos, en Argelès-sur-Mer, sobreviviendo en unas condiciones inhumanas, a merced de la intemperie, el salitre, el frío… A morir durante el parto. Cualquier historia que se pueda contar de las vivencias de aquellas mujeres no acaba de reflejar lo terrible de la situación, alimentando a sus bebés con agua de mar, enterrándolos en la arena para que no cogieran frío… Condenadas a verlos morir poco a poco.

«Había una madre que no tenía leche y el niño lloraba de hambre noche y día. Cuando éste se rendía de tanto llorar, se dormía y ella lo calentaba con su cuerpo. Las mantas que tenían todavía estaban mojadas desde aquellos días terribles de febrero.Cuando salía el sol, enterraba al pequeño en la arena hasta dejarlo cubierto y con la cabecita fuera. La arena le servia de manta.Pasaron unos cuantos días, pero finalmente el niño murió de hambre y de frío. Yo estaba embarazada y sólo pensar que mi hijo nacería en ese infierno me desesperaba». Mercè Domènech (Portbou, 2004)

Es lo que nos dejan las guerras. Lo hicieron en 1939, en 1945 o en estos momentos. Al ser humano despojado de sus derechos y obligado a aguantar una culpa que no es suya.

Las víctimas no pueden tener la culpa.

 
la maternidad de elna
 

La visita fue emocionante. Se puede recorrer el edificio libremente, estancia a estancia, leyendo los paneles explicativos, o con la opción de fijarse en los detalles. Techos altos, suelos decorados, estancias amplias, una escalera de película… Al fin y al cabo fue un castillo, un edificio noble que cambió de uso para acoger el nacimiento de casi 600 niños y niñas que le ganaron la partida a la guerra.

 

Prepara tu visita a la Maternidad de Elna

  • La Maternidad está situada en la población francesa de Elna, a unos 40km de la frontera con Catalunya por La Jonquera. La dirección exacta es Château d’en Bardou, Route de Montescot, 66200 Elne.
  • En invierno, se puede visitar de martes a domingo, de 9.30 a 12.30h y de 14 a 17h. En verano, el edificio está abierto todos los días, de 9.30 a 12.30h y de 14 a 18h.
  • La entrada tiene un precio de 3,5 euros, pero hay tarifas especiales para grupos, y para menores de 12 años.
  • Antes de entrar puedes ver un pequeño documental con imágenes del día a día del centro y una entrevista a la propia Elisabeth.
 

¿Conocías la historia de la Maternidad de Elna? ¿Sabías quién fue Elisabeth Eidenbenz?

 
la maternidad de elna

 

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



La responsable de tus datos será Nuria Cabrera Sancho, como gestora de este blog, y serán enviados a 10DENCEHISPAHARD, S.L. para poder responder tu comentario. De los datos compartidos, tan sólo se publicarán el nombre y la web, y los podrá leer cualquier persona que visite este sitio web. Se conservará esta información por el tiempo que dure el blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies