edf8329we Kamagra Como tomar Kamagra españa Tadalafil genérico precio
Un arma precisa

Canciones de cerca

Aunque hace un mes escribí sobre fotografía de conciertos en el blog de Fujifilm X, hacía tiempo que no tenía la oportunidad de disfrutar de la música en directo. De canciones de cerca.

Con un par de entradas compradas desde hacía varias semanas, a medida que la fecha se acercaba, más me apetecía volver a un bar mítico de mis años de universidad, El Medi, con una de mis mejores amigas de entonces, S., para disfrutar de cerca de las canciones de Alfredo y Fabián.

Y metí la cámara en el bolso.

 
 

El Medi estaba tal cual lo recordaba. Algo más pequeño. O más estrecho. Pero con el encanto de siempre, el de estar a pocos centímetros de quien sube a ese humilde escenario a desnudarse a través de las canciones.

 

Canciones de cerca con Alfredo y Fabián

Mientras esperábamos sentadas en una de las mesas, les vimos entrar. Levanté la mano tímidamente y Alfredo se acercó a saludarme. ¡Nuevo años sin cruzarnos! ¿Podía ser cierto? Sí, lo era, pero no lo parecía. Con esto de las redes sociales vives el día a día de mucha gente, y una de las personas a las que sigo y de las que celebro todos sus éxitos es él.

Le tengo mucho cariño, y además, le confié uno de esos libros que te cambian la vida y que él cuida de la única forma posible. Lo encontré más flaco, más sonriente y con nuevas canciones que mostrar, juntadas en Afluentes, su último disco.

 
 

Tras algunas canciones, llegó el momento de que Fabián subiera al escenario a presentar los temas de su último trabajo, El rumor de los tiempos, un discazo de principio a fin, y acompañado al piano y a los coros de Alfredo González, componentes de La Banda del Norte, el grupo de músicos que le acompañan en su gira y con los que ha grabado este disco.

 
 

No son las mejores fotos, debo reconocerlo. La iluminación de la sala no ayudaba, y tampoco me levanté de mi asiento para no molestar a la gente de nuestro alrededor. Hacía tanto tiempo que quería escuchar estas canciones de cerca que la cámara pasó a un segundo plano, solo para tener un recuerdo para mí, de que no lo soñé, de que estuvimos allí.

 

Podría acabar esta entrada preguntándote si les conoces, pero prefiero, mejor, pedirte que les escuches.

 

PD1: De Alfredo González hablé hace mucho en el blog, cuando sacó su anterior disco, La paciencia del faquir. Otro imprescindible.

PD2: De Fabián puedes saber más en este artículo de Efe Eme.