Comprar levitra generico contrareembolso Se puede comprar Viagra sin receta en farmacias físicas 2020 Comprar super kamagra barata Tadalafil genérico precio Tadalafil genérico precio Cenforce 100 Como tomar
 
Música

La canción del jueves #4: Colisión de trailers

Le he cogido ganas a los viajes musicales que damos en Un arma precisa jueves sí, jueves no. Cogemos de nuevo el avión desde Oregon con The Decemberists para llegar a Asturias y escuchar lo nuevo de Alfredo González.

Y es que para hoy, había prevista otra canción, pero a principios de semana escuché lo nuevo de Alfredo González, Colisión de trailers, un adelanto de su próximo disco (La paciencia del faquir, que saldrá a la venta el 3 de marzo), y no podía dejar pasar la oportunidad de compartir este tema en La canción del jueves.

alfredo gonzalez la paciencia del faquir

Conocí la música de Alfredo González a raíz de escuchar a su amigo Pablo Moro, por un tema que cantaban juntos y que ahora mismo no recuerdo. Como siempre, a través del azar llego a los grandes músicos. Empecé a escuchar sus temas, me hice con sus discos… Por casualidad, un día nos dimos cuenta que compartíamos pasión por el director de cine argentino Adolfo Aristaráin, y que nuestra película favorita era la misma, Lugares comunes.

Lo he podido ver dos veces en concierto, y deseando estoy que, entre las nuevas fechas que próximamente anunciará para presentar La paciencia del faquir, haya un hueco para Barcelona o alrededores, y así, volver a disfrutar de sus canciones en directo.

…Todos los que nos dedicamos al oficio de escribir canciones cometemos en algún momento el mismo error. Creemos que hemos dado con la tecla, que sabemos cómo se hace una canción. Pero nos desengañamos pronto, porque no existe tal tecla. Y la única sabiduría que te brinda el paso del tiempo es la de saber que no sabes nada. Que hay muchas canciones y muy poco tiempo. Que la música popular es un campo vastísimo en el que nosotros somos apenas una brizna de hierba. Y que siempre, y a pesar de todos los pesares, las canciones siguen brotando de una manera algo mágica.

Esto lo tiene muy claro Alfredo González, y lo demuestra exhibiendo esta paciencia de faquir, solo un nuevo paso en su discografía, sí, pero un paso de gigante. Un paso de sabio, más bien. El que puede dar alguien que se haya empapado del folk-rock anglosajón, pero también de la tradición asturiana y de más allá, que haya cantado en sus dos idiomas maternos y que haya escrito con otras manos y para otras voces. Y aunque explícitamente nada de esto esté presente en La paciencia del faquir, se nota, yo lo noto, debajo de las canciones, como un runrún sobre el que se asienta cada tema y que obliga a desparramar humildad y honestidad en ellos. O como una cama de clavos en la que tumbarse para dar a luz canciones dolorosamente brillantes. La paciencia del faquir es un álbum que nos habla de soledad, de fracasos y de vías de escape, pero no con resignación, sino con ganas de cantar y clamando por estar en otro lado. Más cerca hoy de Fernando Alfaro que de Quique González, en Alfredo González la rabia, la toxicidad y la desesperación compartida toman forma de canciones pop de esas que se te meten en los huesos como la humedad cuando se vive cerca del mar.

Nacho Vegas sobre Alfredo González

¿Conocías a Alfredo González? ¿Qué banda sonora tienen tus jueves?

PD: Más música en La canción del jueves


Fuente de la imagen: Facebook de Alfredo González

Fotografía

Collioure: Donde yace el poeta

El pasado 22 de febrero se cumplió el 76º aniversario de la muerte del poeta Antonio Machado en Collioure, una población francesa a menos de 30 km de la frontera española.

El camino que hizo el poeta junto a su familia fue el mismo que el de miles de personas que se aventuraron a cruzar la frontera en un frío invierno de 1939, huyendo de las bombas de la Guerra Civil Española, con la esperanza de encontrar, en Francia, el abrigo y la paz negada en su país.

La tumba de Antonio Machado en Collioure

El cuento no tuvo final feliz. Miles de exiliados fueron hacinados en campos de concentración, otros consiguieron malvivir. Otros murieron, como Antonio Machado y su madre, que enfermaron gravemente de neumonía y no sobrevivieron al frío intenso de aquel triste invierno.

escapada collioure 04 escapada collioure 06 escapada collioure 18

Antonio Machado falleció el 22 de febrero de 1939. El día 25, su madre Ana Ruiz. Ambos siguen enterrados en un humilde espacio del cementerio de Collioure, cedido por una vecina del pueblo, en una tumba a la que nunca le faltan flores frescas, y que se ha convertido en lugar de visita silenciosa por parte de todos aquellos que admiramos al poeta.

Dicen que días después de su muerte, encontraron en uno de los bolsillos de su abrigo, varios papeles con algunos versos escritos. Algo que parecía típico del poeta. Entre esos versos, los últimos: «Estos días azules y este sol de la infancia».

Dos han sido las veces que he podido visitar la tumba de Antonio Machado. La última, en 2011, dedicamos parte del día a recorrer las calles y los espacios de Colliure, pensando si bajo nuestros pasos se encontrarían los del poeta, allá por el lejano 1939.

Paseamos por la playa, vimos la Iglesia, el Castillo Real, la capilla de San Vicente… Un paseo durante todo el día en el que no paramos de hacer fotos.

escapada collioure 01 escapada collioure 02 escapada collioure 03 escapada collioure 07 escapada collioure 09 escapada collioure 10 escapada collioure 11 escapada collioure 12 escapada collioure 15 escapada collioure 16 escapada collioure 17

¿Has visitado alguna vez esta pequeña población de menos de 3.000 habitantes? ¿Conocías el desenlace del exilio del poeta Antonio Machado?

PD: La banda sonora de esta entrada no podía ser otra que el disco de poemas musicados de Machado por Joan Manuel Serrat, llamado «Dedicado a Antonio Machado, poeta» (1969) y que se puede escuchar en Spotify.

Fotografía

8/52 de fotografía urbana

Si la semana pasada comentaba en la foto 7/52 de fotografía urbana lo complicado que estaba resultando llevar a cabo el reto de 52 semanas de fotografía urbana, esta semana no he parado de hacer clic, quizá de forma compulsiva.

A pesar de contar con un par de imágenes candidatas a ser la foto 8/52, al final ninguna de ellas es la que subí ayer a Instagram. Volvía a casa después de trabajar y me encontré con este chico, al fondo de la calle. Desde que le vi al pasar la esquina hasta que me crucé por delante, no levantó la vista de su móvil.

Esperar, estaba esperando a alguien, así que mi cabeza le puso como banda sonora a ese momento, la canción Wait, de The Beatles.

(…)

Wait till I come back to your side, We’ll forget the tears we cried. I feel as though you ought to know That I’ve been good, as good as I can be. And if you do, I’ll trust in you And know that you will wait for me. But if your heart breaks, don’t wait, turn me away. And if your heart’s strong, hold on, I won’t delay. (…)

Las fotografías de este proyecto se pueden encontrar en Instagram, reunidas bajo la etiqueta (o hashtag), #nurphoto52SP (SP, siglas de ‘Street Photography’, el término en inglés de fotografía urbana o callejera) y todas las semanas también aparecerán en Un arma precisa, dentro de la sección 52 semanas de fotografía urbana.

8/52

  • Lugar: c/ Pintor Fortuny (Barberà del Vallès)
  • Dispositivo: Sony Xperia Z
  • f/2.4 1/499s ISO 8000
  • Edición: Snapseed HDR / VSCO Cam, filtro B2

852-fotografía-urbana-nurphoto52sp

Fotografía, Internet, Periodismo

Freckle, pasión por Irlanda del Norte

Me gusta viajar. Me gusta la fotografía. Me gustan los proyectos periodísticos auténticos. Y por casualidad, descubrí la revista Freckle.

Freckle es una revista inspiradora dedicada a dar a conocer pequeñas historias y lugares poco visitados de Irlanda del Norte: «Freckle is an independently published magazine dedicated to celebrating the people and landscapes of Northern Ireland and beyond». Un proyecto que tiene como referente el periodismo reposado, el slow journalism, para contar historias reales y documentar el espíritu de la zona y de sus gentes.

Así empezaron con una campaña de crowdfunding en la plataforma Kickstarter, de la que ya hemos hablado en varias ocasiones en Un arma precisa, que sacaron adelante y que ha servido para materializar en papel el primer número de la revista, que hace pocos días, encontré en mi buzón.

freckle-magazine-06freckle-magazine-04freckle-magazine-05 freckle-magazine-02

Con un diseño minimalista y cuidado y unas fotografías evocadoras, se va saltando de historia a historia, de detalle a detalle, descubriendo las vivencias de los habitantes de Irlanda del Norte, que quedan retratadas y contextualizadas en un entorno no sé si idílico, pero que transmite calma, autenticidad y dedicación.

Yo, que me fascino fácilmente, ya estoy soñando con un viaje que me lleve hasta allí y poder recorrer esas playas, fotografiar con esa luz, disfrutar de la tranquilidad y hacerme con el próximo número de Freckle.

freckle-magazine-07

¿Habéis visitado Irlanda del Norte? ¿Os habéis fascinado, como yo, con algún proyecto de este estilo últimamente?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies