Comprar levitra generico contrareembolso Precio Levitra Kamagra españa Comprar Levitra Levitra Genérico Sildenafil 100mg genérico
 

Etiquetas - ‘instagram’

Fotografía

13/52 de fotografía urbana

Durante las pasadas semanas he hecho muchos kilómetros. Confieso que el mes de marzo se ha convertido en un mes de aventuras, proyectos y mucha, pero que mucha, fotografía.

Una de esas aventuras nos llevó al País Vasco, así que aprovechando que estábamos fuera de casa y sin necesidad de estar pendientes del reloj, no paramos de hacer fotos, y pronto daremos buena cuenta de ella en el blog.

Serán varias entradas sobre planes y lugares que hemos descubierto en esta escapada, pero para abrir boca, empezaré con la fotografía correspondiente a la semana número 13 para el reto de 52 semanas de fotografía urbana.

No fue fácil, porque la mayor parte de nuestra estancia en Bizkaia la aprovechamos para visitar lugares poco urbanos. Pero teníamos pendiente una visita a Bilbao, y paseando por los alrededores del Museo Guggenheim encontramos un buen escenario para una fotografía de calle.

Ahí vimos a un muchacho haciendo running junto a la Ría, y con ese cielo plomizo que iba dejando ver el sol de vez en cuando, hice mi foto 13.

Las fotografías de este proyecto se pueden encontrar en Instagram, reunidas bajo la etiqueta (o hashtag), #nurphoto52SP (SP, siglas de ‘Street Photography’, el término en inglés de fotografía urbana o callejera) y todas las semanas también aparecerán en Un arma precisa, dentro de la sección 52 semanas de fotografía urbana.

13/52

  • Lugar: Evaristo Churruca Kaia (Bilbao)
  • Dispositivo: Sony Xperia Z
  • f/2.4 1/833s ISO 8000
  • Edición: VSCO Cam, filtro B3

1352-fotografía-urbana-nurphoto52sp

Fotografía

12/52 de fotografía urbana

Sabiendo que el pasado sábado iba a participar en una nueva edición del #24hourproject, no reparé, durante la semana, en salir a cazar la instantánea para el reto de 52 semanas de fotografía urbana.

El sábado hice muchísimas fotos. Algunas de ellas irán viendo la luz en los próximos días a través de mi perfil de Instagram, pero para esta semana, la número 12 del reto, quería usar una de las que subí el sábado, para, cuando acabe el año y tenga que hacer recopilación y valoración, recuerde también lo especial que fue el pasado sábado.

Acabé de comer una hamburguesa en el König y volví a salir en busca de más imágenes. Bajé por las Ramblas, callejeé por los alrededores de la Catedral, subí por Portal de l’Àngel, y giré por Plaça Catalunya. Había muchos turistas. Pero muchos, ocupándolo todo. Iba pensando en mis cosas cuando vi a ese chico, alto, delgado, colocarse la manta por encima de los hombros y sentarse en el suelo para abrazar a ese pequeño cachorro que temblaba de frío en la acera.

No tuve claro el hecho de hacer la foto. Tuve dudas morales. ¿Valía la pena romper su anonimato en una situación así? Di un paso atrás. Estaba lo suficientemente lejos (la foto está recortada a 1:1 y parece tomada de más cerca) como para poder hacerla y que no se le reconociera la cara. Para que el protagonismo lo tuviera el gesto, en medio de gente pasando de un lado a otro. La titulé ‘Invisible’.

 

Las fotografías de este proyecto se pueden encontrar en Instagram, reunidas bajo la etiqueta (o hashtag), #nurphoto52SP (SP, siglas de ‘Street Photography’, el término en inglés de fotografía urbana o callejera) y todas las semanas también aparecerán en Un arma precisa, dentro de la sección 52 semanas de fotografía urbana.

12/52

  • Lugar: Plaça de Catalunya (Barcelona)
  • Dispositivo: Sony Xperia Z
  • f/2.4 1/40s ISO 160
  • Edición: Snapseed HDR – VSCO Cam, filtro B1

#24hourproject-18-08-invisible

Fotografía

Somos humanos, somos #24hourproject

Hace unas semanas, comenté que estaba deseando participar en la edición 2015 de #24hourproject, un evento fotográfico que se realiza de forma simultánea en todo el mundo, y que en este 2015 ha reunido a más de 1.400 personas detrás de una cámara para retratar la condición humana.

Como ya me ocurrió en 2014, no podía hacer el reto completo, así que lo preparé todo para tener el día 21 libre y poder bajar tranquila a Barcelona y participar en este reto. Aunque D. no pudo acompañarme, no estuve sola durante todo el día. Y es que tener este blog me está trayendo muchas alegrías y me está haciendo conocer a gente muy interesante. Entre esas personas, Luisa, de Pastartú y Beatriz, de Pepa y su maleta, que no dudaron ni un momento en apuntarse a esta locura y realizar el reto desde sus ciudades, Luisa desde Toledo y Beatriz desde la provincia de Madrid, y comentarlo juntas a través de Whatsapp.

 

Barcelona: con amenaza de lluvia

Salí de casa lloviendo a cántaros, pero fue llegar a Barcelona y sólo encontrar charcos. Nada de lluvia, por lo que no tuve que sacar el paraguas en ningún momento. Lo que podría haber sido eso: la cámara, el móvil, el paraguas… A lo inspector Gadget. Comencé mi ruta en Fabra i Puig, y de ahí baje caminando la Meridiana. Cogí el metro y me dirigí al centro: Ramblas, Pl. Catalunya, Pl. dels Àngels, Pl. Universitat, Pl. de la Catedral, Gran Via… Fotografías hice, pero kilómetros también. Ahí va mi crónica fotográfica sobre la condición humana en Barcelona:

#24hourproject 11-20 rain#24hourproject 12-21 waiting#24hourproject 13-25 boqueria#24hourproject 14-21 lost in translation#24hourproject 15-03 lunch#24hourproject 16-30 flying#24hourproject 17-21 guitar#24hourproject-18-08-invisible#24hourproject 19-31 just for laughts#24hourproject 20-45 selfie#24hourproject 21-58 i want to hold your hand

Entre foto y foto disfruté a tope de la ciudad. Tiendas bonitas, cafés, detalles, conversaciones en varios idiomas mientras cruzaba en ámbar por pasos de cebra. Afilando la mirada en busca de esa foto que destacara entre las demás. Me di cuenta de que nos pasamos la vida esperando. Delante de una estación de metro, de un restaurante, de una tienda. Y de que hay muchos detalles que pasan de forma desapercibida entre la gran masa. Muchas sonrisas que no encuentran respuesta. Gente triste, gente olvidada. Y gestos de amor, como el de los abuelos que se cogen de la mano para ayudarse a bajar del autobús.

Ahí están las fotografías que elegí, aprovechando el wifi de los sitios en los que me paraba, pero en la memoria del teléfono se han quedado una infinidad más, algunas de ellas las rescataré, quizá más adelante en Instagram.

Todas las fotografías pueden verse en el hashtag #24hr15. Las de Barcelona, en #24hr15_barcelona.

 

Luisa, Toledo pasado por agua

La crónica de Luisa está marcada por el agua. Y para ser su primera participación, hay que felicitarla porque una de sus fotos fue destacada por el perfil oficial de #24hourproject en Instagram. ¡Qué ilusión nos hizo ver la mención! Todas las fotos las podéis ver en su perfil de Instagram y próximamente, en su blog, Pastartú.

collage luisa 01 collage luisa 02

 

Beatriz, vida en las afueras

Beatriz ya tenía planes para el sábado por diferentes muncipios de Madrid, pero no dudó en aprovecharlo para ir haciendo fotos y participar. Hoy publica en su blog, Pepa y su maleta, la crónica de cómo vivió la jornada. También podéis seguirla en Instagram.

collage beatriz

 

¿Y en 2016?

Dicen que a la tercera va la vencida, así que desde aquí me comprometo a planificar con tiempo ese día y realizar las 24 horas del #24hourproject. ¿Dónde? Eso… Ya se verá. Sólo espero repetir la buena compañía de esta edición.

 

¿Participaste en #24hourproject? ¿Desde qué ciudad? ¿Te animas a contar tu experiencia en los comentarios?

Fotografía, Internet

Cinco maneras de imprimir tus recuerdos

De un tiempo a esta parte, hago más fotos con el móvil que con la cámara. El hecho de llevar siempre el teléfono encima hace que sea más sencillo captar cualquier cosa que pasa a mi alrededor, relegando la cámara a ocasiones especiales y planeadas, como la escapada a Siurana o la visita a Collioure.

Echo de menos aquella época en la que llevábamos un carrete a revelar (¡de 24 o 36!) y había que esperar pacientemente unos días para recoger las fotos en papel, y enseñárselas a los demás y comentar dónde estuviste, qué estabas haciendo y quién te acompañaba.

Aunque los teléfonos móviles sirven de galería para explicar lo mismo que contábamos en las fotografías en papel, reconozco que soy una romántica y que a veces me gustaría más tocar mis fotos. Tenerlas guardadas y volverlas a mirar un tiempo después.

Así que durante los últimos meses he estado investigando y probando diferentes servicios que proponen ir más allá de imprimir fotografías… y esto es lo que he descubierto.

 

Likeomatic, tus mejores fotos de Instagram

Conocí Likeomatic a través de una entrada en el blog de Holamama, y me entusiasmé con su propuesta: un servicio de suscripción mensual para recibir en casa tus 10 mejores fotos (ahora también 20) de Instagram de las últimas semanas imprimidas en papel de muy buena calidad y en formato 10×10. La elección de las fotos puede ser algo personal o dejar que sea el azar y el número de likes de cada imagen las que configuren la selección final. Yo soy más de la primera opción, porque no las fotos que más han gustado son mis favoritas, o las que me apetece conservar en papel.

Detrás de Likeomatic están Juan Antonio y Paqui, una pareja extremeña que se ocupa de imprimir las fotos y preparar las cajitas, personalizándolas una a una, a mano, usando sellos, tintas y washi tape, convirtiéndolo en una experiencia muy especial. Me suscribí a Likeomatic hace más de un año, y sigo con la misma ilusión, esperando cada mes a recibir mi dosis de fotos en papel.

imprimir-recuerdos-likeomatic-01 imprimir-recuerdos-likeomatic-02 imprimir-recuerdos-likeomatic-03

 

Picglaze, adiós a los marcos de fotos

Una persona a la que quiero mucho, comentó una de mis fotos, asegurándome que era una de las más bonitas que había visto. Así que cuando se acercó la fecha de su cumpleaños, no dudé en buscar un regalo relacionado con esa imagen. ¿Un cuadro? ¿Un póster? Nada de lo que veía me convencía, también recelosa de algunos servicios, calidades y opiniones. En esas andaba yo hasta que acabé en la web de Picglaze, dónde ofrecen un montón de servicios originales relacionados con la impresión de fotografías.

Yo elegí la opción Picbloc, un bloque compacto de pvc en el que queda imprimida la foto, con una calidad alucinante. Además, en su web siempre hay promociones de diferentes productos, por lo que suele haber precios especiales.

imprimir-recuerdos-picglaze-01 imprimir-recuerdos-picglaze-02

 

Prinstagram: Puntos de libro muy auténticos

Tengo pendiente responder unas cartas que he recibido y que me apetece mucho contestar. Y coincide que las dos destinatarias de esas cartas son dos personas que saben mucho de fotografía, por lo que me apetecía tener un detalle con ellas, desde mi humilde afición.

En un principio pensé en enviar alguna de mis fotos imprimida en formato Polaroid, pero buscando y saltando de blog en blog, di con Prinstagram, una empresa que se dedica a imprimir fotografías como tantas otras, pero que en su lista de productos, ofrecía algunos diferentes al resto, como los photostrips, o tiras de imágenes a partir de las fotos subidas a Instagram.

En total, son nueve tiras, con cinco imágenes cada una. Decidí hacerlas temáticas: montaña, animales, flores, playa… Mezclando fotografías en color y en blanco y negro. Espero que quien las reciba le gusten tanto como a mí.

imprimir-recuerdos-social-print-studio-01

 

Un calendario muy personal con Printic

Otro amor a primera vista fue el diseño del calendario de Printic. Lo vi, por primera vez, en el blog de Noelia, Lady Selva, pero hasta este año no lo he podido encargar ya que este producto no estaba disponible para la versión Android de su app. En este caso, fue un regalo para D. por Navidad, con fotografías de su cuenta de Instagram.

Son 12 hojas de papel fotográfico (me lo esperaba de mayor gramaje, más rígido…) guardadas en una cajita naranja. Cada hoja es un mes diferente, con la foto y el color que has asignado desde la aplicación.

imprimir-recuerdos-printic-01 imprimir-recuerdos-printic-02

 

¿Te has comido tus fotos alguna vez? ¡Yo sí!

Por esas casualidades de la vida, mientras yo tramaba el calendario de Printic como regalo de Navidad para D., él estaba liado con el mío, también relacionado con fotos e Instagram. Y es que a través de Twitter, leyó que existía una empresa que se dedicaba a imprimir tus fotos en nubes de golosina. ¿Qué más se puede pedir?

La empresa se llama Boomf y se dedica a imprimir tus imágenes favoritas (también logotipos) en marshmallows. Lo que permite un montón de usos: desde acompañar una taza de café o chocolate, a ponerlos como toppers para cupcakes o tartas.

Al realizar el pedido en fechas navideñas, y coincidiendo con problemas en Correos, no nos llegó el aviso de que había llegado. A nosotros nos extrañaba, pero por unas cosas o por otras, siempre se nos pasaba enviar un correo electrónico para preguntar sobre nuestro envío. Hace unas semanas, desde Boomf se pusieron en contacto con nosotros para informarnos de que les había llegado devuelto el pedido, y para que les facilitáramos una nueva dirección para volverlo a enviar sin coste alguno. Después del malentendido, la cajita con las nubes llegó en menos de una semana.

Hemos podido aguantar sin probarlos hasta hacer las fotos… Ya, ya no quedan.

imprimir-recuerdos-boomf-01 imprimir-recuerdos-boomf-02 imprimir-recuerdos-boomf-03

 

Y tú, ¿haces alguna cosa curiosa con tus fotos?

¿Conocías alguno de estos servicios? ¿Has usado alguno?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies